Petrer bonifica el IBI de unas 60 viviendas durante 3 años por tener placas solares instaladas

Se trata de una medida impulsada por el Gobierno local a comienzo de mandato para incentivar la implantación de fuentes de energía verde.

El Ayuntamiento de Petrer bonifica el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a cerca de sesenta familias por la instalación de placas solares en sus domicilios, una medida impulsada a comienzos de mandato por el ejecutivo local para la implantación de energía verde.

Cada dos semanas, de media, una nueva vivienda de Petrer se incorpora al parque de domicilios que apuestan por contribuir al cuidado del medioambiente y, sobre todo, para poder ahorrar cada final de mes en el recibo de la luz. La bonificación aprobada el último trimestre de 2019 ha permitido a 57 familias ahorrar un 30% en del Impuesto de Bienes Inmuebles durante 3 años a partir de la instalación, además de la rebaja en la luz.

El concejal de Urbanismo, Fernando Portillo, ha señalado que “Petrer es una de las poblaciones más adelantadas en cuanto a promocionar el uso residencial de energías respetuosas con el medio ambiente” y ha destacado que esta bonificación ha sido “un éxito y contribuye al cambio de modelo energético”.

Un total de 57 instalaciones de energía solar en viviendas se han acogido, hasta el momento, a las bonificaciones con una reducción del 30% durante tres años, para aquellas viviendas residenciales que instalen placas solares ya sean para aprovechamiento térmico (agua sanitaria caliente) o eléctrico (para abastecer la vivienda de electricidad).

Portillo ha subrayado que “estamos satisfechos con la respuesta que ha tenido esta medida con la que pretendemos estimular la instalación de este tipo de energía limpia para autoconsumo”.

El concejal ha recordado que para obtener esta bonificación se han de cumplir una serie de requisitos que son los siguientes: que las instalaciones de producción de calor incluyan colectores que dispongan de la correspondiente homologación por la administración competente; y que se trate de un bien inmueble de uso residencial y la instalación de producción de energía sea exclusivamente para autoconsumo.

La bonificación surte efectos en el periodo impositivo siguiente al de la solicitud, y se aplica, como máximo, durante tres periodos impositivos contados desde la fecha en que se ha realizado la instalación, siempre que se mantenga la misma, cuya acreditación el Ayuntamiento podrá solicitar anualmente.

La solicitud de bonificación se tramita en la oficina de Suma, en la plaza Pablo Iglesias, adjuntando la siguiente documentación: copia de la licencia urbanística preceptiva, ya que la bonificación dependerá de que las obras e instalación se haya realizado con la previa licencia municipal; acreditar documentalmente que los colectores disponen de la correspondiente homologación por la administración competente; factura y certificado de final de instalación emitidos por la empresa instaladora que deberá estar homologada; y declaración responsable de que la instalación, en caso de producción de energía, es exclusivamente para autoconsumo.

Deja una respuesta