El Hospital de Elda realiza un balance de los nacimientos estables en los dos últimos años

En el año 2020 se registraron 1110 nacimientos, siendo 1115 los del año 2021.

Desde la reforma de sus instalaciones, se dispone de cuatro salas de paritorios con camas totalmente automatizadas, monitorización inalámbrica, pelota ergonómica, baño propio posibilitando ducha caliente si se desea, además de estar completamente equipadas con cromoterapia, musicoterapia y control de temperatura propio de cada sala.

El 47,16% de gestantes han optado por la analgesia epidural como método farmacológico de alivio del dolor durante su trabajo de parto, estando disponible este servicio las 24 horas del día.

Durante 2021 se han asistido 1107 partos en el área de paritorios del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital General Universitario de Elda, de los cuales, 8 han sido gemelares, lo que ha supuesto un total de 1115 nacimientos. Esta cifra se ha mantenido estable respecto a 2020, año en que se registraron 1110 nacimientos.

De todos los partos, el 79,77% han sido vaginales y de estos, el 85,28% eutócicos y el 14,72% instrumentados.

Tal como recomienda la OMS, en el servicio del centro hospitalario de Elda no se realizan episiotomías de forma rutinaria, siendo la tasa de las mismas este año en los partos eutócicos de nuestro servicio del 10,76%. Se han producido desgarros perineales de tercer grado en un 1,25% de todos los partos.

La tasa bruta de cesáreas se ha situado este año en el 20,23%. Las cesáreas electivas que son aquellas que se realizan porque las circunstancias del embarazo no permiten un parto vaginal, han constituido un 31,25% del total.

El 47,16% de gestantes han optado por la analgesia epidural como método farmacológico de alivio del dolor durante su trabajo de parto, estando disponible este servicio las 24 horas del día.

Desde su reforma integral y su inauguración a principios de 2020, el Paritorio del Hospital General Universitario de Elda dispone de 4 salas amplias de dilatación/parto completamente equipadas y con baño propio, que permiten a la gestante y a su pareja llevar a cabo su proceso de parto con la máxima comodidad e intimidad.

Dichas salas disponen de camas de parto totalmente automatizadas que permiten a la gestante adoptar posturas a su elección durante la dilatación y el expulsivo. Siguiendo esta misma tendencia, la monitorización inalámbrica ofrece libertad de movimiento y permite la deambulación durante la dilatación, usar la pelota ergonómica así como la posibilidad de darse una ducha caliente si lo desea.

La monitorización materno-fetal está centralizada, de manera que se permite garantizar la máxima seguridad sin restar intimidad a la pareja durante el proceso del parto.

Mediante la cromoterapia, musicoterapia y el control de temperatura propio de cada sala, se facilita que cada pareja pueda ajustar las condiciones ambientales a sus necesidades y así facilitar la adecuada evolución del parto.

Cada sala dispone de una cuna de reanimación perfectamente equipada para atender al recién nacido en aquellos partos en los que se requiere la presencia del pediatra.

Inmediatamente tras el nacimiento, el recién nacido queda encima de su madre realizando el piel con piel (tasa del 93,09% en partos vaginales y del 42,86% en cesáreas), favoreciendo de este modo el agarre espontáneo del pezón y el inicio precoz de la lactancia, con una tasa cercana al 90%.

Siguiendo también las recomendaciones de la OMS, se realiza el pinzamiento tardío del cordón umbilical y el alumbramiento dirigido de la placenta en un 86,07% de los partos vaginales. 

Una vez trasladada a su habitación en la planta de hospitalización de obstetricia y durante los días posteriores de ingreso, la pareja es atendida por el personal de enfermería y dispone de los cuidados de la matrona de planta, con el fin de resolver posibles dudas con la lactancia, el cuidado del periné, el cuidado del recién nacido y consejo anticonceptivo entre otros.

El servicio de visita guiada por el paritario que se venía realizando desde hace años por parte de las matronas, cuyo objetivo era que las gestantes y sus parejas pudieran conocer las instalaciones y resolver cualquier duda relacionada con la atención al proceso del parto, tuvo que suspenderse durante 2021 como consecuencia de la pandemia por COVID-19. No obstante, con la finalidad de seguir cumpliendo este objetivo, durante este año se han realizado un total de 11 charlas online, en las que han participado 372 personas con un alto grado de satisfacción por su parte.

Deja una respuesta