La Policía Local recibe un dispositivo que ayudará a controlar la manipulación ilegal de ciclomotores y motocicletas

El aparato permite a los agentes medir la revoluciones del motor mediante una antena direccional para comprobar si el vehículo de dos ruedas ha sido trucado con el fin de incrementar su potencia.

El Ayuntamiento de Elda, a través de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Transporte, ha adquirido un dispositivo para la medición del nivel de revoluciones de ciclomotores y motocicletas durante los controles de tráfico que realiza la Policía Local de Elda. Se trata de un tacómetro, un aparato que permite detectar si el motor de la motocicleta han sido manipulados para aumentar de manera irregular la potencia de la misma.

El dispositivo RCM (Revolution Counter Motorbike) mide las revoluciones del motor mediante una antena direccional, por lo que puede utilizarse en ciclomotores y motocicletas con carenado o sin él. La medida del régimen de rotación del motor es fundamental para garantizar la conformidad de la moto a la normativa MCTCNet 2 que regula las modalidades de realización de las revisiones y controles.

Además, los agentes de la Policía Local de Elda también cuentan con un nuevo tacógrafo, un dispositivo que permite detectar irregularidades en los tacógrafos digitales de los vehículos de transporte de mercancías y de personas que están obligados a llevarlos. Durante los controles de tráfico, este aparato se conecta al tacógrafo del camión para comprobar que la información registrada en los discos es correcta y no se ha producido ningún tipo de manipulación.

El dispositivo DLK descarga y archiva los datos de la memoria del tacógrafo digital y de la tarjeta del conductor, que pueden ser analizados tanto en un ordenador como en el propio aparato. Estos datos (velocidad media, tiempo de conducción y de paradas) permiten conocer el comportamiento al volante de los conductores de camiones y autobuses de más de 3.500 kilos y más de 9 plazas.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Transporte, Enrique Quílez, ha explicado que “estos nuevos dispositivos amplían el equipamiento de nuestra Policía Local para la realización de controles de tráfico, mejorando de esta manera el servicio que prestan a la ciudadanía y la seguridad del tráfico en nuestra ciudad. Estos nuevos dispositivos se suman al etilómetro que incorporamos hace unas semanas”.

Quílez ha recordado, además, que “dentro de nuestra apuesta por mejorar el equipamiento de la Policía Local, en los últimos meses hemos ampliado la flota de coches patrulla, con dos nuevos vehículos híbridos, y también el número de motocicletas con otras dos más modernas y eficientes. Además, también hemos incorporado dos pistolas eléctricas y en las próximas semanas contaremos con dos drones que mejorarán nuestra capacidad para realizar controles de aforo, intervenciones en rescates y vigilancia medioambiental, entre otras labores”.

Galería

Deja una respuesta